UN PRECURSOR ADAPTADO A LOS CAMBIOS (II)

OTRAS TÉCNICAS DE RODAJE:

Un recurso que utilizó Chomón en varias ocasiones fue la cámara cenital. Colocar la cámara en el techo no era una novedad, ya la había utilizado Méliès en L’homme mouche (1902), pero Chomón sorprende y divierte con la calidad de Kiriki (1907), un grupo de acróbatas japoneses que realizan movimientos asombrosos. Años más tarde, Busby Berkeley utilizará también la cámara cenital para crear sus figuras caleidoscópicas en el cine de Hollywood.

El cine de animación fue otro de sus puntos fuertes. Chomón construyó una cámara especial que le facilitaba el poder rodar fotograma a fotograma. Es lo que hoy llamamos técnica del stop-motion. De esta manera, parando la cámara no sólo sustituyó personajes u objetos, sino que dio vida a lo inanimado: dibujos, figuras de arcilla, objetos, muñecos… Le voleur invisible (1908), La Maison ensorcelée (1908), Electric Hôtel (1908), La leçon de musique (1909) o Le théâtre électrique de Bob (1909) son algunos de los filmes que realizó cuando trabajaba para Pathé Frères.

En su etapa con Itala Films, cuando ya el cine de atracciones había perdido protagonismo y es el cine narrativo el que se impone, codirige La guerra e il sogno di Momi (1916) junto a Giovanni Pastrone (1883-1959). El guion en este caso es de Pastrone y la animación y los efectos especiales de Chomón.

¿Sabías que Chomón diseñó un original invento para desplazar la cámara? Antes que él otros operadores rodaron reportajes de jardines, ciudades, etc. con la cámara en movimiento desde una barca, un tren, un tranvía… Chomón también realizó ese tipo de documentales, pero además usó el desplazamiento de la cámara en interiores:

Ese desplazamiento, según Fernández Cuenca era mediante una plataforma montada sobre patines, encima de la cual se colocaba la cámara, y según José Francisco Aranda, puesta ésta sobre un cochecito de bebé.” (LOS 500 FILMS DE SEGUNDO DE CHOMÓN, Juan Gabriel Tharrats).

Se podría decir que el carrello que utilizó en Cabiria (1914), codirigida con Giovanni Pastrone, es el padre del actual travelín (plataforma móvil sobre la cual va montada la cámara). En este caso se trataba de una plataforma con ruedas neumáticas gracias a la cual la cámara podía moverse entre los personajes logrando dar profundidad a las imágenes. Según Tharrats, la idea y el diseño fueron de Chomón, aunque fue Pastrone el que patentó el invento a su nombre en 1912.

Otra novedad de Chomón en Cabiria es la utilización de la iluminación artificial para crear ambientes y efectos especiales.

Fuente: LOS 500 FILMS DE SEGUNDO DE CHOMÓN, Juan Gabriel Tharrats; EL CINE DE SEGUNDO DE CHOMÓN, Agustín Sánchez Vidal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s